fbpx

Transformemos el mundo desde las organizaciones

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Han pasado ocho meses desde que se declaró la pandemia. Para Worki, al igual que para muchos de nuestros clientes, los tres primeros meses fueron de adaptación y aprendizaje. Aprendimos cómo funcionan las cosas, cómo ser más efectivos en nuestras comunicaciones, a reconocer a nuestros aliados y también quienes podrían ser nuestros competidores o dificultadores en este nuevo desafío VICA.

Luego vino la fase donde comenzamos a pedir resultados, ya que esperábamos que las mejoras fueran visibles y que los números repuntaran. 

Los siguientes dos meses fueron claves para demostrar el valor y contribución, ya que existía seguridad en las transformaciones que se aplicaron, porque se habían mapeado los riesgos y definido los planes de prevención y de acción.

Ahora los trabajadores están “cobrando” que el aprendizaje esté incorporado, y esperan que las empresas sean capaces de diseñar nuevos horizontes VICA. Muchos no pretenden volver atrás, porque los modelos y procesos antiguos, como desplazamientos innecesarios a la oficina y reuniones presenciales, no les hacen sentido, y no son válidos en el nuevo suelo laboral que están pisando, que considera teletrabajo y plataformas de trabajo online.

Bien sabemos que en este proceso, las organizaciones cambiaron, dejando atrás ciertos modelos y paradigmas que no les permitían avanzar. 

Ahora ¡es el momento de transformar!…tenemos meses de aprendizajes y enormes oportunidades y desafíos por adelante. Hemos asimilado conocimientos que van más allá de indicadores. Entendemos cómo se transan en el mercado sensaciones, emociones, imagen y, por sobre todo, valores.

Estamos co-construyendo el sello de nuestras empresas, y lo que incorporemos del aprendizaje de este proceso doloroso que hemos debido afrontar, demostrará a las personas que tan capaces somos de enfrentar las nuevas crisis. 

La sostenibilidad organizacional se está construyendo hoy. Y esto es posible al escuchar las emociones de nuestros aliados, sus complicaciones, emprendiendo con ellos acciones que requieren su colaboración; entendiendo a nuestros clientes y siendo capaces de adaptar nuestros ecosistemas para ponernos en su lugar y solucionar sus dolores. 

Muchas empresas han debido desvincular cientos de trabajadores pero, en cada uno de los casos, se han preocupado de agradecerles su contribución, negándose a quebrar el vínculo de esa persona con la marca. Y son justamente estos activos intangibles los que sólo las personas saben construir, activos tan poco apreciados antes de la pandemia por su dificultad para ser medidos. 

Hoy cobran relevancia porque sentimos y sabemos cómo nos impactan. 

Hoy somos más humanos que antes. 

Hoy nos importa que un colaborador dé las gracias por no obligarlo a volver al trabajo presencial si no se siente seguro.

Hoy nos importa que un cliente agradezca si se le extiende el plazo de una factura.

Hoy nos gratifica dar oportunidad de contratación a quien ha estado sin trabajo estos meses.

En un mundo VICA, lograr que las empresas aprendan de Antropología, Sociología y Psicología para comprender a la humanidad que se nos presenta, para mirarla, interpretarla y atenderla, será una ventaja competitiva y comparativa. 

Ya no pesará solo la cantidad de activos, sino la cantidad de alianzas; y no importará la cantidad de metros cuadrados, sino la cantidad de personas que quieran trabajar en las marcas para enfrentar nuevos desafíos. 

Hoy parte de los cimientos son las ciencias no exactas. Ya no necesitamos sólo de ingenieros para lograr administraciones exitosas. Lo que necesitamos es descifrar más rápidamente las señales que nos dan las personas.

Carolina Guzmán, Directora Ejecutiva de Worki